viernes, 24 de agosto de 2007

Azul sangre , siempre azul

I


BROTABA PINTURA DE ENTRE SUS DEDOS . Negra como la carcomida oquedad de su alma ; roja como la sangre , propia o ajena, que ansía derramar en holocausto y calmar su ansiedad ; azul como la mirada del niño – ángel – amante - demonio que torció su vida , calcinó su alma y quebró su espíritu. ¡Que contar de una juventud desperdiciada! ¿Acaso no sabemos de amores traidores? Una prometedora existencia trastocada en pos del éxito de un farsante. Acaricia el lienzo con las yemas plasmando jardines en explosión florecida, despreciados el pincel y la paleta , su arte callejero precisa del contacto de óleo y paisaje.


II


¡ Estallido de vida y color ! ¡ Alegría primaveral desbordando el mundo! Fragancias empujadas por la suave brisa bailan entre las fuentes , de aguas resplandecientes ante el fulgor del astro rey , que guiña su ojo al piar de las nuevas vidas. Pensamientos , azucenas y claveles salpican en alegre arco iris el manto verde , roto solo por el ocre camino , taller de artistas ambulantes. Suena el suave sonsonete de la flauta de uno; acompañan las estudiadas muecas del mimo ; danzan las artes del malabarista ; y ella.


III

Ataviado con un serio traje azul , armadura ante lo vulgar y cotidiano , sea persona o suceso , camina ausente al despliegue de vida , altivo , como si el propio hijo de Dios hollara de nuevo la Tierra en segundo advenimiento . Sus éxitos y victorias ... ¿Han de contarse ? . En su mundo no hay quien no tema su ira , ha derrotado a sus rivales , nadie osa interferir en sus metas , siempre reinventadas . Detiene sus pasos , proyectando la sombra de su esbelta figura en un improvisado puesto errante. ¿Por qué se detiene? No lo sabe. Dedica un breve vistazo a la bohemia ambulante : pelo , ojeras y ropa de ala de cuervo. Un instante , solo un fugaz instante , de envidia , rápidamente es descartado.


IV

¡Acaso no será aquel quien pague por todos los crímenes ! Traje ostentoso , azul , siempre azul , porte grave , mirada solemne . Perfecto reflejo de los que anteponen la riqueza al amor , el trabajo al hogar , el futuro al amante ...
Siente el puñal y un torrente de sangre deslizándose por su brazo , dando calor donde ya solo hay invierno . Amargo resulta el sabor de la venganza tanto tiempo postergada. Su mente asesina y sus labios , apegados al sabor de los frutos de la tierra , ofertan una de sus creaciones. Barniza sus rostro con una sonrisa , falsa como sus pinturas . Su musa de chocolate exige obras grotescas , lóbregas y torturadas , pero el sustento , eternamente necesario , viaja con la alegría.

V

Dos animas custodian sus pasos. Ella serena , esbelta y luminosa , tocada con la belleza de las cumbres nevadas. Él gozoso y alegre , amigo de las celebraciones y las tertulias de madrugada . Se miran y sonríen. Recuerdan días de caricias y solaz. Apaciguan a sus protegidos , al menos lo procuran . El señor traje compra un paisaje , que no quiere y procurará olvidar . La señora cuervo destierra los nubarrones , salvando la vida de aquel , ninguno de los dos conoce cuan cerca vivieron del fatal desenlace.
Gritan , gimen , cuando sus caminos se apartan . Claman mudos por el Amor que fue , por el que no ha sido o por el que ha de venir. Rozan las puntas de sus dedos en postrero fútil gesto, encadenados a la suerte de otro.


VI

Un colibrí revolotea libando de azalea a rosa , descartando los capullos inmaduros. Un ángel de la guarda susurra palabras de vida , esperanza y amor a su artista ambulante. Un triunfador busca un hueco en el tabique de su sobrio despacho , alguien le musita : - Acaso en tu corazón. -

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Pag. Web de PEDRO ESCUDERO

1 comentario:

___________________ dijo...

Gracias atí lo he releido, lo tenía semi-olvidado. fue d elas primeras cosas que escribí, y realamente me sigue gustando.

Gracias por valerme de memoria.

Un abrazo,

Pedro.